• ova

TABÚ MENSTRUAL

Cómo el tabú menstrual condiciona la relación con nuestra identidad y nuestro cuerpo


El pasado 08 de marzo de 2021, día de la mujer trabajadora, en OVA lo conmemoramos impartiendo nuestro taller educativo sobre la copa y el ciclo menstrual, junto a un grupo de madres adolescentes a través del Programa La Ribera. Una de las participantes, dijo algo que nos sensibilizó e hizo reflexionar muchísimo:


“Yo quisiera compartirle a mi hijo que no importa que él sea varón, también puede saber más sobre el ciclo menstrual. Quizás el día de mañana tenga hijas o novia a quienes les pueda transmitir esto. Mientras más vayamos transmitiendo este conocimiento, va a ser mejor para todos”.
María de los Ángeles - participante del taller

Siendo o no conscientes de ello, el compartir información y educar es un trabajo que desde OVA venimos haciendo desde hace algún tiempo.


Si bien no somos profesionales de la salud o la psicología, en el camino de comercializar copas menstruales nos hemos adentrado en el universo de la salud menstrual desde diversas aristas y de la mano de especialistas (método sintotérmico, medicina occidental, medicina oriental, ginecología, herbología, sexología, psicología, entre otros). Inevitablemente, esto nos ha planteado la urgencia de compartir información objetiva y sin tabús que acompañe, guíe y sensibilice a otras mujeres y personas menstruantes.


Por eso somos, sobre todo, un canal de comunicación, un puente entre especialistas y esa valiosa comunidad de mujeres sedientas de información sobre sí mismas.


Tanto el autoconocimiento como el autodescubrimiento son herramientas revolucionarias e indispensables para generar cambios de consciencia en nuestros entornos inmediatos. Y en ese sentido, comercializar productos que proponen otras formas de relacionarnos con nuestros cuerpos y ciclos menstruales, compartir información, y crear espacios de conversación y aprendizaje, son las maneras que hemos encontrado desde OVA para aportar en esta misión.


MENSTRUAR SIGUE SIENDO UN TABÚ EN TODOS LOS ESTRATOS SOCIALES


Existe un sistema de creencias culturales, religiosas, familiares y sociales (siempre condicionadas por la clase social y la raza a las cuales pertenecemos), que tiene una influencia directa en cómo nos relacionamos con nuestra identidad y nuestros cuerpos.


De la mano del tabú menstrual, también está presente el tabú por el hecho de ser mujer:


“Enseñamos a las chicas a tener vergüenza, ‘Cierra las piernas’. ‘Tápate’. Les hacemos sentir que, por el hecho de nacer mujeres, ya son culpables de algo.”
Chimamanda Ngozi Adichie - Todos deberíamos ser feministas

¿CÓMO SE MANIFIESTA EL TABÚ MENSTRUAL EN LA COTIDIANIDAD?


  • Es una de las principales causas del ausentismo escolar en niñas y adolescentes, después del embarazo o cuidados familiares.

  • Dificultad y escasez económica para acceder a productos sanitarios.

  • No ofrecer en escuelas y lugares de trabajo condiciones dignas de higiene para niñas, adolescentes y personas menstruantes.

  • Bullying o maltrato psicológico por el simple hecho de menstruar.

  • Silencio alrededor de la menstruación por parte de las familias, adultos acompañantes y sistema educativo.

  • No brindar información objetiva y médica sobre el ciclo menstrual.

  • Reafirmar el rechazo a la sangre menstrual y su “mal olor”.

  • Utilizar eufemismos para referirnos a la menstruación (la “regla”, “Andrés”, “enfermarse”, “la luna”, etc.)

  • Seguir reproduciendo mitos sin ningún sustento y que perciben negativamente a la menstruación, por ejemplo, “no cocines mientras menstruas”.

  • Rechazar el sexo durante la menstruación.

  • La inmensa desinformación que existe, que hace que ninguna mujer sepa a profundidad cómo repercute el ciclo menstrual y en toda su salud.

  • La desinformación también está ligada al no poder decidir sobre nuestros cuerpos.

  • Ver la fertilidad únicamente desde el poder de concebir hijos, sin entenderla como un factor determinante en la salud de una mujer.

  • Que percibamos nuestra menstruación y sangre como un desecho (que no queremos ver, tocar, oler ni conocer porque la rechazamos, y por eso ignoramos toda la información que tiene de nosotras mismas). Nos quitan esa herramienta.


¿CÓMO PODEMOS EMPEZAR A ROMPER EL TABÚ?


Hablando abiertamente de la menstruación. Aceptando que es un proceso biológico que todas las mujeres y personas menstruantes experimentamos ciclo a ciclo.


  • Como padres, madres, tías, educadores y adultos acompañantes, buscar información que nos de herramientas para hablar de la menstruación sin prejuicios con niñas y niños.

  • Desde la sociedad civil, compartir y ser eco de información objetiva y verificable sobre la salud menstrual.

  • Exigir al estado políticas públicas que atiendan la educación menstrual y educación sexual en niñas, niños y adolescentes de la mano de especialistas.

  • Fomentar el respeto hacia nosotras mismas y hacia las personas que menstrúan.


Como parte de esta labor, recomendamos las siguientes cuentas, donde constantemente comparten contenido educativo y súper valioso sobre el ser mujer y el proceso de menstruar. ¡Esperamos que pueda ayudarte!


  • Proyecto educativo “Princesas menstruantes”, liderado por la psicóloga Carolina Ramírez y Claudia Monsalve, ambas educadoras menstruales. Colombia.

  • Proyecto educativo “Menstruación consciente”, liderado por Sara Chaves. Costa Rica.

  • Proyecto educativo sobre el método sintotérmico “Fimbria Salud”, liderado por Michelle Soto. Ecuador.

  • Genevieve Rajoy, profesional de la salud reproductiva holística. Ecuador.

  • Médica ginecóloga Belén Alvear, que actualmente trabaja en la maternidad de Quito, Ecuador.

  • Médica ginecóloga Cynthia Márquez. Ecuador.


TALLERES MENSTRUALES OVA



Comprometidas con la necesidad de derribar tabús y mitos sobre la menstruación, en OVA este 2021 empezamos a ofrecer talleres básicos de salud menstrual. Si estás interesada en participar, contáctanos.


Fuentes:


23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo